Novedades

Defensa de Tesis de Maestría- Loreley Castelli

RESUMEN

Las abejas melíferas son los principales insectos polinizadores de cultivos agrícolas y de plantas silvestres, además de elaborar diversos productos (miel, polen o propóleos) ampliamente utilizados por el hombre desde la antiguedad. Durante los últimos años se han reportado episodios de despoblación de colmenas que preocupan no solo a los apicultores, sino a todos los productores agrícolas. Las principales
causas son la intoxicación con agroquímicos, desnutrición (asociada a las pérdidas de fuentes de néctar y polen por el crecimiento en la
extensión de monocultivos) y la presencia de patógenos (Varroa destructor, virus ARN, Nosema ceranae).
Las abejas poseen mecanismos sociales e individuales de defensa frente a patógenos. Una de estas líneas es la microbiota intestinal, que puede modular el sistema inmune y fortalecer las barreras epiteliales, limitando el contacto de los patógenos con el epitelio. La hipótesis del presente trabajo plantea que los primeros estadios de desarrollo de las abejas tienen una microbiota intestinal variable, transitoria, que se estabiliza durante el desarrollo. Esta comunidad es influenciada por factores externos, como las variaciones estacionales, que generan cambios en las fuentes de polen y néctar. Las alteraciones de esta microbiota pueden tener consecuencias en el sistema inmune del
individuo, así como en el desarrollo de los patógenos. El objetivo general de este trabajo consistió en profundizar en el conocimiento de la comunidad microbiana de las abejas melíferas y analizar su variación asociada al desarrollo de la abeja, a la nutrición así como a la infección por patógenos. En una primera etapa se analizó la estructura y composición de la microbiota en abejas durante las distintas etapas de su metamorfosis (huevos, larvas, pupas y abejas adultas), así como su variación estacional. Se encontró que los estadios tempranos de desarrollo poseen una comunidad microbiana variable, estableciéndose en los estadios tardíos. El núcleo de esta comunidad esta formado por Gilliamella spp., Snodgrassella spp., Bartonella spp., Lactobacillus spp. y Bifidobacterium spp. Este núcleo se mantiene
durante el año, con variaciones en la abundancia de estos géneros en diferentes estaciones. Por otro lado, se empleó un sistema de cría de abejas en laboratorio para evaluar el efecto de la dieta (pan de polen polifloral y monofloral (de E. grandis)) en la comunidad microbiana de las abejas, su sistema inmune y su influencia en la infección por N. ceranae. La alimentación con pan de polen polifloral generó un aumento en la abundancia de bacterias potencialmente benéficas (Lactobacillus spp. o Bifidobacteriumspp.) así como una mayor expresión de genes vinculados a la inmunidad, respecto a la alimentación con pan de polen de E. grandis. Así mismo, la alimentación con pan de polen polifloral disminuyó la infección por Nosema spp. Estos resultados comprueban las hipótesis planteadas sugiriendo que la microbiota cumple un rol vital en la salud de las abejas melíferas. recomendar